La controversia de Bernardo Arias Trujillo

«Bernardo Arias Trujillo tiene la fuerza avasalladora del que narra con perfecto conocimiento de las cosas el sufrimiento del pueblo”
Ángel María Ocampo


Tres años antes de morir, el escritor Bernardo Arias Trujillo realizó una hazaña literaria sin precedentes, o mejor, le hizo un favor semántico al departamento al escribir en ciento setenta y cuatro hojas la obra homónina Risaralda (1935). Un libro que resultó ser un huracán en la región, y no precisamente por ser la narrativa que hizo posible el proyecto de identidad departamental, ni por los ricos términos como Sopinga, La Virginia La Canchelo, o Juan Manuel Vallejo, sino por el escollo al interior de sus páginas, donde el autor reemplaza la S por la Z, para referirse a este fértil valle, rompiendo así con una herencia que usaba el nombre de «Rizaralda» en documentos históricos, legales y narrativos.

A primera lectura el asunto parece baladí, ¡vamos! ¿una simple letra, s y z suenan igual? sin embargo, esto no habría tenido importancia, si el crítico literario bogotano y director de la Academia Colombiana de la Lengua, Eduardo Guzmán Esponda, no hubiese sido solicitado por el director del periódico La Patria de Manizales, el doctor José Restrepo Restrepo, para intentar zanjar una cuestión convertida en una confusión escritural (incluso agitación) entre los periodistas, a propósito de usar la S o la Z para referirse al departamento y esto como un asunto de precisión.

Documentos antiguos apostados en la notaría de Cartago, que datan desde 1721, ya daban cuenta de varios títulos inmobiliarios que refrendaban el término Rizaralda como nombre oficial de la región. Región que, como se sabe, era la designación de un río, y que luego se empleó para englobar territorialmente a todo el conjunto de tierras cafeteras llamadas corregimientos (hoy municipios) tales como El Rey (Balboa), Mocatán (Belén de Umbría), Tatamá (Santuario), Apía (nombre indígena) y los demás corregimientos restantes, cada uno con su historia.

14 municipios de Risaralda


El escritor caldense José Jaramillo Montoya, aclararía, con un celo semántico, regionalista, y de cara a este problema que: «Rizaralda no proviene de risa. Los conquistadores bautizaron esta corriente con dicho nombre, porque observaban complacidos, el jugueteo del viento con la superficie de las aguas, rizándolas con el juego cambiante que se origina en la Rosa de los Vientos» (Reminiscencias y apuntes. 1981)

Así entonces, como era lógico y frente a la tensión, Eduardo Guzmán Esponda emitiría un fallo (literario para algunos) luego de leer la obra Risaralda de Bernardo Arias Trujillo donde resuelve sin cortapisas que «Risaralda no lleva Z, se escribe con S». Hecho que suscitó que grupos caldenses reaccionarios y molestos por tal decisión, decidan protestar, aduciendo, que el ministro del presidente Enrique Olaya Herrera, y miembro numerario de la Academia Colombiana de la Lengua, estaba equivocado, además de no tener ninguna autoridad sobre la materia por desconocer la región cafetera y su historia.

Con fallo aprobado o desaprobado, controversial o no, más tarde, el escritor caldense Bernardo Arias Trujillo, (quien también había publicado con polémica el  poema ‘La balada de la Cárcel de Reading’, de Oscar Wilde) reconocería haber cambiado semánticamente la S por la Z, modificando sustancialmente el nombre del departamento, y por el cual Fernando Duque Macias, Silvio Villegas, Francisco Jaramillo Ochoa, y la familia Montoya, (dueños de la casona solera de Portobelo, donde Arias escribió su novela), le llamarían la atención por este giro. Con todo, y en un intento de anunciar una fe de erratas o detener el exabrupto, la obra ya estaba totalmente editada y circulando libremente.

Libro Risaralda (1935) de Bernardo Arias Trujillo

El ex gobernador de Caldas, José Jaramillo Montoya, en una carta fechada el cuatro de marzo de 1976, nueve años después de la creación de Risaralda como departamento, y cincuenta y un años después de publicada la obra Risaralda, se dirige a sus amigos literarios en tono de preocupación: «Se ha introducido una modalidad ortográfica que desnaturaliza su significado y esencia. Desde Bernardo Arias Trujillo, en su novela, hasta nuestros días, se viene escribiendo el nombre de este valle con S.»

Una carta con una preocupación genuina que inducía a preguntar el ¿por qué interesaba un giro semántico, o por qué el reemplazo de una letra, podría configurar toda una cultura? Y en realidad importaba mucho, ya que tal cambio podría originar barullos burocráticos, resignificación de la identidad, invalidez de algunos documentos legales, y hasta en temas de medios de comunicación, podría generar reclamos editoriales.  

Y así fue que los periodistas de La Patria (Manizales), y La Tarde (Pereira), luego de leer Risaralda de Arias Trujillo, como si fuera un manual obligado de escritura, comenzaron a usar la S en vez de la Z en la composición de sus crónicas, noticias o narrativas literarias. Un hecho que, hasta el día de hoy, levantaba suspicacia, (o urticaria), entre los ciudadanos de vieja cuño, que fieles a sus costumbres, no se dan a la idea de un cambio literal tan burdo, y tan falta de tino, como pretendía hacerse sentir entre los comunicadores y la sociedad risaraldense de los años 30.

Finalmente, los caldenses con su carácter romántico y su tono casi poético, dirían que la Z es una caricia de terciopelo, un río fundante, es Conchita Durán, La Canchelo, es el reflejo ondulante de la llanura, el aroma del café y las riquezas encontradas en este verde valle. Todos los documentos oficiales para referirse a esta región, en ese entonces anexión del Gran Caldas, estaban redactados con una Z, que en griego significa «arma». Sería luego de la separación del Gran Caldas, que reinaría el silencio sobre esta cuestión, aunque la S haya tomado suma importancia para una identidad regional y esto gracias a la «ficción fundacional» de Arias, y su deseo de llamar a este bloque Risaralda.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: