Alabama Monroe

Título original: The Breakdown Broken Circle

Año: 2012.

Director: Felix Van Groeningen

Duración: 111 minutos

País: Bélgica

Reparto: Veerle Baetens, Johan Heldenbergh

Guion: Ruben Impens

Fotografía: Bjorn Eriksson

Producción: Topkapi Films

Género: Melodrama.

Premios:     

2013: Premio del Cine Europeo: Actriz Europea, Veerle Baetens.

Premio Satellite Awards: Mejor película en lengua extranjera

Premio Festival de Cine de Tribeca: Mejor actriz en una película narrativa (Veerle Baetens),

Mejor guión para una película narrativa (Carl Joos, Felix Van Groeningen)

Premio DC Area Film Asociación: Mejor película en lengua extranjera.

2014: Premios César nominados de Francia: mejor película extranjera

The Broken Circle Breakdown es una película Belga, que trata sobre la capacidad humana de sentir la belleza del ritmo de la vida y también sus acordes de conflicto y resolución final. Es un melodrama que narra la historia del músico Didier Bontinck (Johan Heldenbergh) un apasionado por el estilo Bluegrass  y la tatuadora Elise Vandevelde (Veerle Baetens), que al sonido de la música interna de sus corazones se enamoran a primera vista y comienzan, como todo ideal humano, la empresa de buscar la felicidad. Una pasión desplegada hasta el límite que se complementa con el nacimiento de Maybelle (Nell Cattrysse) formando un círculo perfecto de amor y felicidad. Circunferencia humana que se rompe inesperadamente cuando a Maybelle se le detecta cáncer, y solo alcanzando a degustar la felicidad y observar la vida, muere repentinamente dejando a la pareja ante la desesperanza de ya no poder continuar con la música de sus vidas personales.

Didier y Elise, desolados, se lanzan a un esfuerzo por vencer el dolor de su pérdida. Sin embargo, en la etapa de duelo emocional, cuestionan la vida, la felicidad, la ciencia, la política, la religión y solo la música parece ayudar a mitigar temporalmente ese dolor interno. Por medio del estilo musical Bluegrass, una especie de country primitivo, transmiten el sentimiento de su pérdida en múltiples presentaciones, hasta que la nota discordante del recuerdo familiar, se vuelve superlativa en sus vidas. Abrumados y sumergidos en una melancolía, terminan ahogando la felicidad, el amor y finalmente la vida.

Didier, que tiene un cierto parentesco judío,  se vuelve ateo cuando descubre que la política norteamericana, presidida por George Bush hijo, es regida por principios morales religiosos que frenan la investigación médica con embriones para salvar vidas humanas. La idea que tenía de Norteamérica como tierra de oportunidades, se desploma con la misma intensidad de las torres gemelas, pensando que los avances médicos con células madres pudieron salvar la vida de su hija, pero fueron frenados por motivos de creencias. De ahí empieza una confrontación con su propia fe y aprovechando un concierto de cámara, frente al público, suelta un discurso de desahogo:

¿saben quiénes me dan pena? Los científicos que desde Darwin se han dedicado a estudiar biología, que han intentado explicar, estudiar, investigar, ese mundo maravilloso, que han dedicado su vida a esos estudios en condiciones muy difíciles. Y que saben que sigue habiendo tarados que dudan de la teoría de la evolución. ¡Porque fue Yahvé! Yahvé creo el universo en 6 días nada menos. Nada de 4.500 millones de años. ¡Me dan ganas de vomitar!, ¡Panda de idiotas!… soy un mono y tengo miedo”.

Elise en contraposición cree en todo lo que le pueda dar una esperanza.  En el altar personal que levanta en memoria su hija Maybelle, apela a casi todas las religiones. En su espacio personal conserva símbolos católicos, judíos, hinduistas, mayas, astrales, vudús, taoístas, Hare Krishnas, Rosacrucianos, etc. Y en una de sus escenas más sentidas, después del discurso de Didier ante los espectadores en el último concierto, dice: “si me apetece creer que Maybelle es una estrella en el cielo, lo haré. Si me apetece creer que es un pájaro en el alféizar, o una mariposa en mi hombro o una maldita rana, lo haré. Lo sabía. De hecho siempre lo he sabido. Era demasiado bonito. No podía durar, la vida no es así. La vida no es generosa. No puedes amar ni unirte a nadie. La vida no lo permite. Te lo quita todo. Todo, se burla de ti, te traiciona.

Desde la muerte de Maybelle, Elise se enrosca en torno al centro de su recuerdo, porque mira alrededor de su vida y nada parece ya concreto: canta pero no vibra, ama pero no siente, vive, pero no vive. Elise se convierte en una nada, en una existencia flotante… una simple quizás, sumida en el recuerdo de una vida feliz. Decide, como un acto de catarsis, cambiarse el nombre al de Alabama y a Didier lo nombra Monroe. Atrapada por el recuerdo de una felicidad completa, ahora destruida, se tatúa los nuevos nombres en su cuerpo, ingiere  un cóctel de pastillas con alcohol y en coma, hospitalizada, Didier debe tomar la decisión de aprobar la eutanasia para dejarla ir en paz.   Al final accede y junto con el cuarteto de amigos, que también tocan música Bluegrass, entonan un réquiem al mejor estilo de los entierros Spirituals, despidiéndola para siempre. Aunque en realidad su muerte no marca el fin, sino que significa mucho más dentro del circulo de sus vidas.

En esta producción Belga, convergen temas universales que atañen a todo ser humano: la política, la religión, la ciencia, la vida, la muerte, el amor, el odio, la música, la soledad, lo ideal, lo real. Notas musicales propias de cada realidad personal, que son entonadas en el canto ininteligible de la vida. En ésta obra cinematográfica la música no es un mero fondo ambiental, sino un estado del alma compartido entre los protagonistas y el cine vidente. ¿Qué sería de este melodrama sin música? Simplemente una tragedia desnuda, pura, llena de dolor y sinsentido. Ahí radica su belleza fílmica. La genialidad del director Felix Van Groeningen, es que desde el comienzo hasta el final estampa un réquiem musical de la vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: